Pages Navigation Menu

Confiando en todos y en todo

“El maestro… confía en quienes son confiables, y también confía en quienes no lo son. Esta es la verdadera confianza”.
Lao Tzu es un filósofo oriental

 

Esto no significa que hay que confiar ciegamente en todo el mundo, porque todos somos intrínsicamente buenos. Algunas personas no entienden este tipo de frases y por eso ataca a quienes, como Ingeniería de lo Imposible Toluca, promueven que las relaciones deben estar basadas en la confianza.

 

Entonces, si debemos confiar en las personas confiables y también en las no confiables, entonces eso ¿qué significa? ¿que debemos ser unos ciegos que creen todo lo que les dicen y asumen que todos los banqueros son honestos, todos los políticos incorruptibles y todos los seres humanos son buenos? Pues, no.

 

Te explicaré con un ejemplo. Las serpientes cascabel con su veneno pueden hacerle mucho daño a un humano. Yo le temo a este tipo de serpientes, pero también confío en ellas. Yo confío completamente en ellas, y ellas no me decepcionan. Yo confío en que ellas son animales peligrosos y territoriales. Yo confío en que ellas me pueden hacer daño si me les acerco. Yo confío en que por más buena persona que yo sea, ellas son y seguirán siendo serpientes cascabel y se comportarán como serpientes cascabel. Y gracias a esa confianza, yo me adapto a ellas y me comporto de una manera acorde.

 

De la misma manera, si el método científico para confiar en la gente me dice que alguien es una persona no confiable. Que es alguien que miente constantemente, que nunca llega a tiempo, que no cumple sus promesas, que manipula a los demás, entonces yo también puedo confiar plenamente en él o ella.

 

Simplemente, puedo seguir mi entrenamiento en Ingeniería de lo Imposible Toluca y crear una relación de confianza. Confiar en que mentirá, manipulará, no cumplirá sus promesas y no llegará a tiempo. Puedo confiar en que los mentirosos mentirán y que los honestos dirán la verdad.

 

Cuando aplicas el método, empezarás a ver que no te decepcionas. Estableces una hipótesis (esta persona es honesta), esperas a que la realidad la confirme o desmiente. Si la hipótesis se confirma con la realidad, entonces confías en que la persona es honesta. Sino, creas una nueva hipótesis (la persona es deshonesta) y pones a prueba esa hipótesis. Si la persona la confirma con sus acciones, entonces tú confías en que es deshonesta y que se comportará de manera deshonesta y por lo tanto, adaptarás tus comportamientos. No más préstamos para esa persona.

 

Entre más usas el método, más empezarás a confiar. Porque en vez de despositar tu confianza ciegamente, estarás confiando en lo que la realidad te va mostrando.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *