Pages Navigation Menu

Como continuar con tu negocio cuando pierdes la motivación

A todos nos pasa, en algún momento llegamos al punto en que se nos acaba la motivación. Pero debido a las circunstancias simplemente no te puedes rendir. Así, que ¿cómo haces para seguir adelante? Hay una forma muy fácil.

 

En varias oportunidades me he enfrentado a las ganas de rendirme, pero las responsabilidades significan que simplemente no puedo abandonar mis proyectos. En esos casos, es difícil levantarse de la cama y mucho más ser verdaderamente efectivo. Pero, algunas estrategias pueden facilitar las cosas.

 

Deja de culparte y toma responsabilidad

 

La motivación es algo inevitable, pero como aprendí en Ingeniería de lo Imposible, es tu reacción ante los eventos lo que en últimas te puede mantener desmotivado. Es diferente tomar responsabilidad y culparte a ti mismo, lo malo es que muchas veces tendemos es a hacer lo segundo.

 

Todos hemos pasados por temporadas en las que nos damos látigo (sentido figurado) por no trabajar más fuerte y hacer las cosas mejor. Pero, darte látigo sólo te ayuda por un corto tiempo. Te impulsas a punta de culpa a terminar la tarea que estás haciendo y apenas terminas esa tarea caes nuevamente en la desmotivación absoluta.

 

Después de todo, si odias lo que haces, probablemente es resultado de tus propias decisiones y acciones.

 

¿Cuál es la diferencia entre culparse y tomar responsabilidad?

 

Culparse se ve así:

 

  • ¿Por qué soy así?
  • Como siempre, yo haciendo…
  • Otra vez yo en las mismas, cuándo voy a aprender…

 

Es un enfoque negativo, que no te permite realmente solucionar los problemas. Mientras que tomar responsabilidad, requiere que veas cuál es tu parte en lo que está ocurriendo y preguntarte a ti mismo

  • ¿Quiero hacer un cambio?
  • ¿Cuáles son mis opciones para generar un cambio?
  • ¿Qué acción debo tomar para obtener ese cambio?

 

Tomar responsabilidad es identificar qué decisiones te llevaron a la situación actual, aprender de esas decisiones y mirar hacia adelante para tomar acciones con el fin de cambiar el rumbo.

 

Tal vez lo mejor que podemos hacer para dejar de perder la motivación es detener esa parte de nuestro pensamiento que siempre está comparando nuestra situación actual con una situación ideal sacada de algún cuento de hadas, libro bestseller o película.

 

Terminamos en una dicotomía en la que tenemos que amar nuestro trabajo o sino nos rendimos. Paso al lado y siguiente. Resulta que si vas a esperar que todo sea perfecto, nunca vas a lograr nada con tus proyectos, porque siempre habrá una parte que no te guste. Tal vez te encanta diseñar, pero no escribir, tal vez amas vender, pero no te gusta llevar la contabilidad.

 

Ser emprendedor requiere ponerse muchos sombreros y tener muchos roles diferentes y no todos los vas a amar. Así que, si no puedes tener lo que amas, entonces ama lo que tienes.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>